Google lanza nueva herramienta de traducción instantanea

Nuevo proyecto de Google: informatizar la traducción

Según un artículo publicado el 28 de marzo de 2007 en FoxNews.com, en la visión de futuro de Google la gente podrá traducir documentos al instante entre las principales lenguas del mundo.

El enfoque de Google, llamado “statistical machine translation” (traducción automática por estadística), difiere de las iniciativas anteriores en que no recurre a expertos lingüísticos para programar reglas gramaticales complejas y diccionarios en los ordenadores. En su lugar, se proporcionan documentos ya traducidos por humanos a los ordenadores, para que estos puedan distinguir patrones y traducir posteriormente en función de ellos. Para ello, se están utilizando documentos de la Unión Europea y de las Naciones Unidas como principales fuentes de textos paralelos.
Según Franz Och, quien dirige esta iniciativa de traducción de Google, aunque la calidad no es perfecta, constituye un avance con respecto a las anteriores iniciativas de traducción automática.

Cuantos más textos se introducen en el sistema, mejor funciona, señala Och, ya que el programa realiza un análisis estadístico. Por ello, la principal dificultad se encuentra en las lenguas de las que no existen demasiados textos traducidos, como por ejemplo, algunos de los lenguajes africanos.

De momento, Google ofrece sus traducciones desde el árabe, el chino y el ruso al inglés en la dirección: http://www.google.com/language_tools.

Por su parte, Miles Osborne, profesor de la Universidad de Edinburgo, que pasó un año sabático trabajando en el proyecto de Google, alaba la iniciativa, pero también señala sus limitaciones. Según él, el software de Google no sustituirá a los humanos; sirve para entender el texto pero no para obtener una traducción pulida del mismo. En cualquier caso, una primera traducción con este sistema para entender el contenido del texto puede resultar útil para decidir si interesa o no pagar a un humano para que haga un buen trabajo de traducción. Por ejemplo, el sistema nos permitiría ver una serie de documentos de patentes en japonés y decidir cuáles no interesan y cuales no.

Según el CEO de Google, Eric Schmidt, las consecuencias políticas de un mundo con acceso a traducciones rápidas y sencillas podrían ser también muy amplias.

Fuente: Fox News


One Response

  1. Katherine Agüero 12 años ago

Añadir Comentario