El valor de Google vuelve a subir

Resulta difícil de creer que Google Inc. pareciera vulnerable hace apenas dos meses. Las acciones del líder de las búsquedas en Internet habían caído un 45% desde su punto más alto, y sus dos principales rivales, Microsoft Corp. y Yahoo Inc., parecían dispuestos a combinar sus fuerzas para lanzar un ataque de éxito seguro.

Sin embargo, ahora, mientras Google celebra su reunión anual de accionistas, la compañía parece más fuerte que nunca. Sus acciones han vuelto a subir y Microsoft ha fracasado en sus planes de comprar Yahoo, habiendo sido Google su principal saboteador.

“Google gana una vez más. Qué sorpresa”, señaló el analista de Canaccord Adams, Colin Gillis. “Si quieres invertir en Internet, ¿dónde mejor que en Google?”.

Cada vez más inversores llegan a esta conclusión desde el mes pasado, cuando los resultados estelares de Google en el primer trimestre alejaron la preocupación de que la caída en la economía estadounidense hundiría la inversión en publicidad en línea que genera la mayoría de los beneficios de la compañía.

Las acciones de Google han subido un 29% desde el informe del primer trimestre, recuperando un poco más de la mitad de los 100.000 millones en riqueza accionarial que se evaporaron cuando el valor de las acciones se desplomó desde los 747 dólares que valía en noviembre del año pasado a los 412 que alcanzó a mediados de marzo de este año, tras un periodo de 52 semanas con tendencia a la baja.

Mientras tanto, Microsoft y Yahoo intentan, una vez más, averiguar cómo mermar el dominio de Google en la publicidad y las búsquedas de Internet.

Microsoft esperaba dejar fuerza de combate a Google comprando Yahoo por 47.500 millones de dólares, pero ante la amenaza, Google llegó a un acuerdo con Yahoo para frustrar el intento de absorción forzosa de Microsoft.

Tras este contraataque, Yahoo está estudiando ahora un acuerdo por el cual permitiría a Google vender algunos de sus anuncios y colocarlos junto a los resultados de búsqueda de Yahoo. La alianza, que ya ha sido probada durante un ensayo de dos semanas, dependerá probablemente de que ambas compañías logren convencer a los organismos responsables de la prevención de prácticas restrictivas de la competencia de que su colaboración no socavará la competencia en el mercado de la publicidad.
Aunque al final no se consume el pacto entre Google y Yahoo, la amenaza habrá servido para mantener a Microsoft alejado de Yahoo, de momento.