El teléfono del Proyecto Ara de Google podría salir a la venta el próximo año por 50 dólares

Los teléfonos inteligentes modulares del Proyecto Ara de Google podrían salir al mercado a principios del próximo año por el módico precio de 50 dólares, según Time.


El grupo de Proyectos y Tecnología avanzada (ATAP) de la compañía, que está desarrollando el proyecto para fabricar teléfonos inteligentes compuestos de pequeñas piezas intercambiables de hardware, planea terminar un prototipo funcional en cuestión de semanas y comenzar la preparación de una versión para vender a los consumidores que saldrá al mercado a partir del primer trimestre de 2015.

Aunque podría haber varios modelos de teléfono disponibles desde el principio, tras una inmersión con el equipo del Proyecto Ara, Time revela que ATAP se está centrando en ofrecer una opción muy básica y de bajo costo. Su dispositivo de 50 dólares podría incluso estirar la definición de teléfono inteligente, dado que según los informes, incluirá únicamente Wi-Fi y no una conexión móvil. Sin embargo, para los dueños de un teléfono inteligente Ara eso no implica que sea un mal teléfono. ATAP cree que, con el tiempo, los propietarios de un dispositivo de 50 dólares comprarán más complementos para mejorar las capacidades de su teléfono. Es una visión atractiva que, según sugiere ATAP, podría ayudar a Google a captar clientes en los mercados emergentes.

ATAP no ha desvelado dónde se comercializarán los dispositivos en un primer momento, pero pretende que algunos de sus teléfonos inteligentes modulares sean muy ampliables. Según Time, Ara ofrecerá tres tamaños de dispositivos -pequeño, mediano y grande- que van desde un teléfono pequeño hasta casi el tamaño de un tablet pequeño. A modo de crítica, parece que el tamaño del dispositivo es algo que no va a ser muy personalizable en un teléfono Ara: cada teléfono Ara se construirá en torno a una estructura electrónica principal que albergará los módulos. Según Time, estas estructuras serán de Google. Si Google se ciñe a ese plan, la compañía podría mantener el control sobre el núcleo de todos los teléfono Ara; una gran ayuda, sin duda, para mantener la coherencia necesaria en una plataforma destinada construirse sobre la marcha.

Según Time, los teléfonos Ara no perderán necesariamente muchas de las capacidades de un teléfono inteligente moderno en pro de la búsqueda de modularidad de ATAP. Cuando se construyó el teléfono con los módulos de 4 mm de espesor que ATAP está probando actualmente, el grupo informó que no espera que los teléfonos Ara aumenten su grosor por encima de los 10 mm. Sin duda se trata de un grosor mayor que el de la mayoría de los principales teléfonos inteligentes de hoy en día -el iPhone más reciente tiene sólo 7,6 mm de espesor- pero es más fino que otros dispositivos más antiguos, como el iPhone 3GS y, ligeramente más fino incluso que un dispositivo moderno como el Lumia 1020. ATAP también comentó a Time que su paquete de módulos se ajustará perfectamente al teléfono de manera que no se caerá por azar, ni en caso de que el teléfono se caiga al suelo. La extracción de un módulo requerirá desengancharlo a través de una aplicación instalada en el teléfono, que abrirá cualquier mecanismo que lo mantenga sujeto en el sitio.

En cuanto a qué partes podrían tener estos módulos y quién podría fabricarlos, deberíamos tener más información pronto. ATAP planea desvelar más detalles sobre el desarrollo de hardware para el teléfono en una serie de conferencias que tendrán lugar en abril.

Fuente: http://www.theverge.com/2014/2/27/5452770/project-ara-smartphone-release-date-price-google-estimate