Diferencias entre Google Earth y el ejército británico

Según un artículo publicado el 13 de enero de 2007 en Telegraph.co.uk, grupos de insurgentes en Irak podrían estar utilizando imágenes de Google Earth para localizar y atacar objetivos importantes en el interior de las bases militares británicas en Basra. Documentos incautados durante una serie de incursiones realizadas la semana pasada en domicilios de insurgentes incluían impresiones de fotografías obtenidas con el programa de Google. Las fotografías de satélite muestran con detalle las construcciones existentes en el interior de las bases y otros objetivos vulnerables como las áreas de alojamiento en carpas y tiendas de campaña, los aseos y las zonas en las que se encuentran aparcados los Land Rovers de blindaje ligero. Según el periódico, en el dorso de un grupo de fotografías del Hotel Shatt al Arab, cuartel general de 1000 soldados del ejército británico, estaban escritas la latitud y longitud exactas del campamento. “Para nosotros, es evidente que es para planear ataques terroristas”, afirma un agente de inteligencia del batallón Royal Green Jackets. “¿Quién si no tendría una imagen de Google Earth en la que aparece una de nuestras bases?”. Cualquier persona con acceso a Internet puede entrar en Google Earth y, simplemente con escribir el nombre de una localización, obtendrá imágenes tan detalladas de la zona que podrá identificar los tipos de vehículos presentes en ellas. Google es una de las muchas empresas de Internet que compra imágenes aéreas, en su mayoría tomadas por aviones, pero que en ocasiones proceden de satélites del gobierno o de empresas cartográficas.

La antigüedad de los mapas no está clara, pero se cree que las imágenes de Basra se hicieron en los últimos dos años. Por su parte, Google ha reconocido que Google Earth se puede utilizar con “buenos y malos” fines y ha pedido que se mire la situación sin prejuicios: “Hemos dialogado con los militares en Irak, pero no estamos preparados para hablar acerca de lo que hemos tratado” afirmó un portavoz de la empresa. “Sin embargo, estamos abiertos a escuchar sus peticiones”. Por supuesto, todo esto ha levantado la polémica: “¿Hasta qué punto puede (o, más bien, ‘debe’) hacer algo Google para evitar la ‘mala’ utilización de sus productos?”, señala un artículo publicado dos días después en PCAdvisor.co.uk. Según esta publicación: “Google Earth y Google Maps pueden proporcionar imágenes de localizaciones específicas –por ejemplo, del domicilio del vicepresidente de los EEUU, Dick Cheney–, pero una persona que busque con decisión puede encontrar fácilmente este tipo imágenes en cualquier otro sitio. ¿Debería, por tanto, Google tener la obligación de disuadir a los menos decididos? Y, en ese caso, ¿dónde se establecerían los límites?”. Por su parte, soldados del batallón Royal Green Jackets, establecido en la base de Basra, han señalado que no descartan la posibilidad de demandar a Google Earth en caso de resultar heridos en ataques aéreos dirigidos directamente contra el campamento. Fuente:
Telegraph.co.uk
Relacionados:
PcAdvisor.co.uk

Fotos de desastres naturales en Google Earth


Añadir Comentario