Váteres autolimpiables

15/06: Self-cleaning toilets

Hace no mucho tiempo, los ingenieros químicos descubrieron cómo utilizar dióxido de titanio para evitar que la polución decolore los edificios, rompiendo las moléculas orgánicas (incluidas las de la suciedad y la polución) cuando se exponen a la luz y al agua y liberándolas posteriormente al aire. Poco después, numerosos productos autolimpiables basados en dióxido de titanio (TiO2), como las ventanas SunClean de PPG Industries, revolucionaron el mercado para el hogar.

Sin embargo, para llevar esta tecnología al interior de los hogares, donde podría eliminar la necesidad de horas de tedioso trabajo semanal, los investigadores deben superar una limitación importante: actualmente, la tecnología solo responde a la luz ultravioleta del sol. El ingeniero de materiales Michael Cortie y sus colegas, del Institute for Nanoscale Technology (Instituto de Tecnología a Nanoescala) de Sydney, Australia, están trabajando en el perfeccionamiento de un recubrimiento que pueda responder al espectro visible, es decir, a la luz de las bombillas que cuelgan en los cuartos de baño. ¡Adiós escobilla del váter!

Según Cortie, para eliminar el sol de la ecuación, es necesario cambiar la estructura atómica del TiO2 de modo que sea compatible con el espectro de energía de la luz visible y esta alteración se debe llevar a cabo sin alterar su inercia química o, de lo contrario, podría no permanecer puesto cuando ante todo está pensado como recubrimiento.

Fuente: cnn.com