Uniendo lo imposible

Nueva tecnología para unir polímeros basada en los nanocristales desarrollados en Kiel.

¿Qué sucede si pintamos encima de la silicona? Después de unas horas, la pintura se despega. La silicona es lo que se denomina un polímero de baja energía de superficie, muy conocido por sus formas flexibles en caliente: un material sintético que tiene una adherencia o “pegajosidad” extremadamente baja. El teflón también es antiadherente y muy conocido por las sartenes. Ahora, unos investigadores de la Universidad de Kiel (Alemania) han desarrollado la primera tecnología que es capaz de unir estos dos materiales. La tecnología aplica conectores pasivos de cristal a nanoescala como grapas internas. Las nanograpas ofrecen soluciones a un gran número de desafíos técnicos, por ejemplo en la ingeniería médica. El trabajo, llevado a cabo en el Centro de Investigación Colaborativa 677, financiado por la Fundación Alemana para la Investigación (DFG), se publicó el 24 de agosto en la revista científica Advanced Materials.

Fuente: http://www.uni-kiel.de/aktuell/pm/2012/2012-237-unjoinable-sfb677-e.shtml