Un nanocompuesto que se autofortalece

Los investigadores de la Universidad Rice han creado un material sintético que se hace cada vez más fuerte a partir de repetidas aplicaciones de tensión, del mismo modo que los huesos y los músculos del cuerpo se fortalecen con entrenamientos reiterados.

El trabajo realizado en el laboratorio de Pulickel Ajayan, profesor de química y de ingeniería mecánica y ciencias de los materiales, muestra el potencial de los nanocompuestos basados ​​en polímeros con rellenos de nanotubos de carbono. El equipo informó del descubrimiento este mes en la revista ACS Nano.

El truco, al parecer, radica en la compleja y dinámica interfaz entre las nanoestructuras y los polímeros en materiales nanocompuestos modificados cuidadosamente mediante ingeniería.

Brent Carey, un estudiante de postgrado del laboratorio de Ajayan, descubrió esta interesante propiedad durante una comprobación de las propiedades de fatiga de ciclo alto de un compuesto que hizo infiltrando un bosque de nanotubos de pared múltiple alineados verticalmente con polidimetilsiloxano (PDMS), un polímero de goma inerte. Para su sorpresa, poner una carga en repetidas ocasiones sobre el material no parecía dañarlo en absoluto. De hecho, la tensión lo volvió más resistente.

También observaron otra cosa acerca de este fenómeno único: comprimir el material no cambiaba sus propiedades; sólo el estrés dinámico, es decir, deformarlo una y otra vez, lo hacía más fuerte.

Fuente: Physorg