Un equipo de físicos de la Universidad de Texas, en Arlington, ha demostrado una nueva técnica de generación de energía

Un profesor de física de la Universidad de Texas en Arlington ha ayudado a crear un nanomaterial híbrido que se puede utilizar para convertir la energía luminosa y la térmica en corriente eléctrica, superando así a los métodos anteriores que utilizaban o bien luz o bien energía térmica, pero no ambas.

Trabajando con el profesor ayudante de la Universidad Tecnológica de Louisiana, Long Que, el profesor asociado de física de la UT Arlington, Wei Chen, y los estudiantes de posgrado Santana Bala Lakshmanan y Chang Yang sintetizaron una combinación de nanopartículas de sulfuro de cobre y nanotubos de carbono de pared simple.

El equipo utilizó el nanomaterial para construir un prototipo de generador termoeléctrico que esperan que finalmente pueda producir milivatios de potencia. Según Chen, combinada con microchips, la tecnología se podría utilizar en dispositivos como los sensores con autoalimentación, los microdispositivos biomédicos implantables y los dispositivos electrónicos de baja potencia.

“Si somos capaces de convertir la luz y el calor en electricidad, el potencial para la producción de energía es enorme”, señaló Chen. “Al aumentar el número de microdispositivos en un chip, esta tecnología podría ofrecer una plataforma nueva y eficiente para complementar o incluso reemplazar a la tecnología actual de células solares”.

En las pruebas de laboratorio, la nueva estructura de película delgada mostró aumentos de hasta un 80% en la absorción de luz al compararla con los dispositivos de película delgada de nanotubos de pared única por sí solos, lo que la convierte en un generador más eficiente.

El sulfuro de cobre también es menos costoso y más respetuoso con el medio ambiente que los metales nobles utilizados en híbridos similares.

Fuente: https://www.uta.edu/news/releases/2012/11/WeiChen-Nanotechnologypaper.php