Sudáfrica: aprovechar la nanotecnología

20/04: Sudáfrica: pensar a gran escala para aprovechar lo minúsculo

CONVERTIR algo extremadamente pequeño en algo muy grande para la economía de Sudáfrica es el ambicioso objetivo de una inversión gubernamental de 450 millones de rands (unos 60 millones y medio de euros) en un campo científico de rápida evolución.

Según cree el Departamento de Ciencia y Tecnología, la nanotecnología, o la acción de separar las cosas en átomos submicroscópicos y construir nuevos materiales a partir de esas partículas, podría llegar a ser una habilidad fundamental para los científicos locales. Como admitió el ministro Derek Hanekom durante el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Nanotecnología que tuvo lugar la semana pasada, comprender la naturaleza exacta de la ciencia requiere un esfuerzo significativo. Esto se basa en el hecho de que un pequeño grupo de átomos posee propiedades diferentes a las del trozo de material del que procede.

Por ejemplo, de nada sirve meter una pepita de oro en un tubo de ensayo con monóxido de carbono sucio y esperar que ésta, de algún modo, consiga que el gas se vuelva limpio. Sin embargo, si se divide el oro hasta alcanzar su grupo elemental de átomos, misteriosamente éste último adquiere el poder de hacer exactamente eso.

Esto es increíblemente apasionante para la industria local del oro, puesto que de repente su material bruto adquiere una amplia gama de nuevos usos potenciales. La capacidad del oro para actuar como catalizador podría beneficiar a la industria minera en sí, si se consigue incorporar esta tecnología en las mascarillas para desintoxicar el aire de las minas.

Si un experimento sobre la utilización del oro como catalizador en reacciones químicas demuestra que es comercialmente viable, se construirá una planta de nanotecnología por valor de 350 millones de rands (unos 46 millones y medio de euros) en la refinería Rand Refinery, en Germiston.

Fuente: allafrica.com

Temas relacionados con Sudáfrica y nanotecnología: