¿Son los dientes con nanodiamantes incrustados el futuro de los implantes dentales?

Unos
investigadores de la UCLA han descubierto que los diamantes en una
escala mucho, mucho más pequeña que los utilizados en joyería
podrían utilizarse para promover el crecimiento óseo y la
durabilidad de los implantes dentales.
Los nanodiamantes, que se crean como
subproductos de las operaciones de extracción y refinación
convencionales, tienen aproximadamente de cuatro a cinco nanómetros
de diámetro y la forma de pequeñas pelotas de fútbol.
Unos científicos de la Facultad
de Odontología de UCLA, el Departamento de Bioingeniería de
UCLA y la Universidad de Northwestern, junto con colaboradores del
Instituto de Investigación NanoCarbon de Japón, pueden haber
descubierto una manera de utilizarlos para mejorar el crecimiento
óseo y combatir la osteonecrosis, una enfermedad potencialmente
debilitante en la que los huesos se rompen debido a la reducción del
flujo sanguíneo.
Cuando la osteonecrosis afecta a la
mandíbula, puede impedir que la gente pueda comer o hablar; cuando
se produce cerca de las articulaciones, puede restringir o impedir el
movimiento. La pérdida de hueso se produce también cerca de los
implantes como articulaciones o dientes artificiales, lo que hace que
los implantes se aflojen o se caigan.
El estudio, dirigido por el doctor Dean
Ho, profesor de biología oral y medicina y co-director del Centro
Jane y Jerry Weintraub de Biotecnología Reconstructiva de la
Facultad de Odontología de UCLA, aparece en
línea
en la revista con revisión por pares Journal of Dental
Research.