Soldar a nanoescala

Investigadores de científicos de Max Planck en Stuttgart, Alemania, han observado como los átomos interaccionan en la interface entre un metal líquido y un cristal.

Hace tiempo que la tecnología de semiconductores existe a nanoescala; los circuitos en microchips de ordenadores hoy en día miden tan solo unos cuantos decenas de nanometros. Para fabricar los microchips de forma óptima, necesitamos un gran conocimiento de cada proceso y fenómeno que tiene lugar a nivel atómico – sobre todo en la interface entre materiales sólidos y líquidos.

Un equipo de investigadores del Max Planck Institute for Metals Research en Stuttgart y el Israel Institute of Technology en Haifa ha logrado observar procesos atómicos en la interface entre aluminio líquido y el óxido de aluminio sólido (safiro). Al utilizar microscopios de electrones de alta velocidad, los científicos pudieron demostrar que los cristales son capaces de ordenar los átomos en metales líquidos cercanos, incluso al tratarse de altas temperaturas. (Science, 28 October 2005).

Fuente: Max Planck Society, Snapshots At The Atomic Border


Añadir Comentario