Sensores moleculares facilitan nanotecnología genética

Según un artículo en vnunet.com, un grupo de científicos de las universidades de Stanford y Carnegie han aplicado nanotecnología genética, utilizando sensores moleculares, para medir cambios en los niveles químicos del cerebro en tiempo real y a nivel de una sola célula.

Los sensores alteran su forma tri-dimensional al enlazar con el químico, lo que permite que este sea visible a través de un proceso conocido como la transferencia de energía de resonancia fluorescente (en inglés, FRET).

Un estudio publicado por estos científicos describe cómo insertaron los nanosensores en las células para medir la liberación del neurotransmisor excitador glutamato que es el químico que más aumenta la actividad de células nerviosas en el cerebro de los mamíferos. Se cree que un exceso de glutamato podría causar enfermedades como Alzheimer y Parkinson.

La técnica de captación de imágenes con resonancia fluorescente nos permite ver cómo actúan las células vivas en directo y en color según el director de equipo de científicos Sakiko Okumoto, citado en el artículo.

Artículo original