Seguridad en nanotecnología: Nuevas pruebas para determinar los efectos ambientales y sobre la salud

Un
grupo de expertos internacionales procedentes del gobierno, la
industria y el mundo académico ha concluido que se necesitarán
estrategias de pruebas alternativas (ATS) que no estén basadas en
animales para hacer frente a la ola de nuevos nanomateriales que
están surgiendo con el auge de la nanociencia y la nanotecnología.
Su declaración de consenso, a la que llegaron en un taller sobre el
tema, se ha publicado en la revista ACS
Nano

(“A
Multi-Stakeholder Perspective on the Use of Alternative Test
Strategies for Nanomaterial Safety Assessment”
).

Muchos
de los nuevos nanomateriales artificiales (ENM) están apareciendo en
laboratorios, fábricas y productos de consumo como resultado de los
avances en nanociencia y nanotecnología. Las pruebas en ratones,
ratas y otros animales de laboratorio han sido la forma habitual de
comprobar los efectos de los nuevos materiales sobre la salud y el
medioambiente. Sin
embargo,
estas pruebas son costosas y requieren mucha mano de obra y mucho
tiempo.
Los
científicos
concluyeron que una investigación celular rápida, los modelos
computarizados y otras ATS podrían servir como métodos rápidos,
rentables y fiables para recoger ciertos tipos de información acerca
de los efectos de los nanomateriales sobre la salud y el
medioambiente.