Saser, el láser sónico

Científicos de la Universidad de Nottingham han creado un nuevo tipo de dispositivo láser acústico llamado Saser. Se trata de un equivalente sónico al láser, capaz de producir un intenso rayo de ondas sonoras uniformes a nanoescala. El nuevo dispositivo podría tener aplicaciones importantes y de gran utilidad en varios campos, como la informática y la formación de imágenes.

El Saser imita la tecnología láser, pero en lugar de ondas de luz utiliza ondas sonoras, y en vez de fotones envía fonones. Además, en lugar de enviar las ondas a través una cavidad óptica, el Saser sónico viaja a través de una diminuta estructura denominada ‘superlattice’ (superentramado). Esta estructura está hecha de 50 láminas superfinas de dos materiales semiconductores alternos: arseriuro de galio y arseniuro de aluminio. Para lograr el efecto exacto, cada capa debe ser tan fina como el aire (de apenas unos átomos de grosor). Cuando los fonones están en el interior del superentramado, rebotan, se multiplican y finalmente, escapan en forma de rayo de fotones de ultra alta frecuencia.

Otra aplicación convierte el rayo Saser en ondas electromagnéticas de terahertzios. Estas se pueden utilizar para la obtención de imágenes médicas y el visionado de seguridad. En el campo de la nanotecnología, las ondas sonoras de alta intensidad se pueden utilizar para modificar las propiedades electrónicas de las nanoestructuras; por tanto, el Saser se podría utilizar como reloj de terahertzios de alta velocidad, lo que podría hacer que los ordenadores del futuro funcionasen mil veces más rápido.

Fuente: Nanotechnology Now