Riesgos de las nanopartículas en protectores solares

Según algunos científicos, las nanopartículas utilizadas en protectores solares, cosméticos y otros cientos de productos de consumo podrían suponer un riesgo para el medioambiente, al dañar a los microbios beneficiosos.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Toledo descubrió que el dióxido de titanio a escala nanométrica utilizado en los productos de cuidado personal reducían los papeles biológicos de las bacterias tras menos de una hora de exposición. Los resultados sugieren que estas partículas, que acaban en las plantas de tratamiento de aguas residuales cuando la gente se ducha, podrían acabar con microbios que desempeñan unos papeles vitales en los ecosistemas y ayudan a tratar estas aguas residuales.

El dióxido de titanio a nanoescala se utiliza en muchos protectores solares y otros productos de cuidado personal para ayudar a bloquear la luz ultravioleta que puede producir cáncer de piel, pero este nuevo informe y otras investigaciones científicas sugieren que estas características pueden tener un precio ecológico.

Las investigadoras Cyndee Gruden y Olga Mileyeva-Biebesheimer añadieron varias cantidades de nanopartículas a un agua con bacterias. Las bacterias se cultivaron en un laboratorio y se marcaron con un fluorescente verde.

Las científicas observaron importantes daños en las paredes celulares de las bacterias tras añadir en 10 y 100 miligramos por litro de la nanosustancia. LAs membranas celulares cambiaron de un color verde fluorescente a un débil brillo rojizo, lo que indica el daño. La rapidez con la que se produjo el daño celular fue sorprendente, señaló Gruden.

Artículo original: Environmental Health News