Purificación de agua con plata

Investigadores de Stanford purifican el agua con plata

Unos investigadores de Stanford han desarrollado un nuevo tipo de filtro que ofrece un modo barato y rápido de purificar el agua en las zonas pobres del mundo y en viajes de campamento.

En su laboratorio de Stanford, Alia Schoen purifica el agua utilizando un nuevo método miles de veces más rápido que cualquier otro anterior. Para ello, utiliza nanotecnología y plata.

Antes de que la leche se pudiera pasteurizar o refrigerar, la gente introducía una moneda de plata en la botella de leche para preservarla. La plata es letal para las bacterias. Pequeñas cantidades de plata se utilizan ya en los tejidos de los calcetines, la ropa interior y las tiritas antibacterianas. Se podrían construir filtros de agua de plata, pero el metal es demasiado caro.

Ahora, la nanotecnología está cambiando esto.

Resulta que si se hace pasar una pequeña cantidad de electricidad a través de plata microscópica, se amplifica miles de veces su poder antibacteriano. El Laboratorio de Ciencias de los Materiales de la Universidad de Stanford ya está haciendo las primeras baterías para tejidos de algodón impregnado en el material más de moda hoy en día: los nanotubos de carbono.

El equipo del profesor Yi Chui también ha combinado el algodón con nanocables de plata microscópicos.

La extraña combinación de la nanoplata y el nanocarbono funcionó, permitiéndoles filtrar el 98% de la E. coli en una muestra de agua en una sola pasada, con tan poca electricidad, que se puede hacer con baterías de 9 voltios.

De hecho, toda el agua usada por una familia promedio en un año (75.700 litros) se podría tratar en sólo una hora con un filtro del tamaño de un fregadero de cocina. Las pruebas de seguridad y su comercialización todavía requieren más trabajo, pero ofrece un enorme potencial para las comunidades pobres.

Fuente: ABC Local