Propiedades conductoras en nanocables de la bacteria

Un equipo de investigación descubre nuevas propiedades conductoras en los nanocables producidos con bacterias

Según un equipo de físicos y microbiólogos de la Universidad de Massachusetts Amherst, el descubrimiento de una propiedad fundamental, hasta ahora desconocida, de los nanocables microbianos de la bacteria Geobacter sulfurreducens que permite el transporte de electrones a través de largas distancias podría revolucionar la nanotecnología y la bioelectrónica.

Sus hallazgos, publicados en la edición en línea del 7 de agosto de la revista Nature Nanotechnology (Tunable metallic-like conductivity in microbial nanowire networks”), podrían conducir algún día a nanomateriales inocuos y más baratos para los biosensores y los dispositivos electrónicos de estado sólido que se interconectan con los sistemas biológicos.

El microbiólogo principal, Derek Lovley, junto con los físicos Marcos Tuominen y Nikhil Malvankar y sus colegas, afirman que las redes de filamentos bacterianos conocidos como nanocables microbianos por conducir electrones a lo largo de su longitud, pueden mover cargas con tanta eficiencia como las nanoestructuras metálicas orgánicas sintéticas, y lo hacen a través de distancias notables, de miles de veces la longitud de la bacteria.

Las redes de nanocables microbianos que discurren a través de las biopelículas, agregados cohesivos de miles de millones de células, dan a este material biológico una conductividad comparable a la encontrada en polímeros conductores sintéticos, que se utilizan comúnmente en la industria electrónica.

Otra de las ventajas que ofrece Geobacter es su capacidad para producir materiales naturales que son más respetuosos con el medio ambiente y un poco más baratos que los fabricados por el hombre. La producción de buen número de los materiales fabricados hoy en día con nanotecnología es cara o requiere elementos raros, señala Tuominen. Geobacter es una verdadera alternativa natural.

Fuente: Nanowerk


Añadir Comentario