PolyRemedy: vendaje de heridas con nanotecnología

La idea de lo que ha llegado a ser PolyRemedy Inc. ya estaba en la mente de Oleg Siniaguine cuando intentaba desarrollar un vendaje en spray que actuase como segunda piel para los soldados soviéticos heridos en Afganistán.

Tras emigrar a los EEUU, Siniaguine continuó trabajando la idea en su garaje. Ahora, PolyRemedy, fundada por Siniaguine en el 2005, ha recaudado cerca de 25 millones de dólares en capital riesgo para sacar al mercado un dispositivo robótico que elabora vendajes personalizados para heridas crónicas utilizando nanotecnología.

La compañía apunta a un mercado estadounidense de 20.000 millones de dólares anuales, en el que más de 500.000 pacientes, muchos de ellos diabéticos o ancianos en residencias de la tercera edad, precisan un cuidado diario de heridas. Los mercados clave son los centros de cuidado de heridas, las residencias de la tercera edad y, por último, las aplicaciones a domicilio. Según PolyRemedy, su robot similar a R2-D2 recibe los datos del paciente antes de generar un vendaje cortado y tratado específicamente para la herida de este, eliminando los residuos y aumentando la eficacia y eficiencia del vendaje.

Fuente: Silicon Valley Business Journal