Nuevos adhesivos

Intentando crear un “pegamento” que mantenga la unión justo hasta el punto de rotura del material que se pretende pegar, los científicos observaron que ya existe un pegamento de esas características: en los huesos, las conchas de abalón y las telas de araña, por nombrar algunos ejemplos.

Según descubrieron los científicos Paul Hansma, Patricia Turner y Rodney Ruoff, lo que estos tres materiales naturales tienen en común, es un adhesivo optimizado basado en enlaces sacrificiales y un mecanismo oculto de extensión. Los científicos prevén que estas características pueden ayudar a los investigadores a diseñar y fabricar adhesivos optimizados para materiales nanocompuestos, como nanotubos de carbono y láminas de grafeno.

“Es importante hacer un material compuesto sin comprometer las propiedades de los componentes fuertes, como el nanotubo o la lámina de grafeno”, explicó Hansma a PhysOrg.com. Un pegamento óptimo permitiría a estos materiales conservar sus propiedades intrínsecas, especialmente la fuerza.

Como Hansma y sus colegas explican en su trabajo publicado en Nanotechnology, los adhesivos optimizados pueden unir los elementos fuertes de los materiales y ceder justo antes de que rompan, para evitar que se deshaga toda la estructura.

Fuente: Physorg

Relacionados:
Nanotecnología y Adhesivos (2005)
Adhesivos y soldadoras sin plomo (2006)
Vídeo de cinta adhesiva gecko