Nuevo tipo de celda de combustible

Un grupo mixto de investigación japonés, formado por miembros del Instituto Central de Investigación del Sector de la Energía Eléctrica y del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada, ha desarrollado una pila de combustible de óxido sólido (SOFC) capaz de funcionar con gran eficacia a temperaturas relativamente bajas de alrededor de 500-650ºC.

El hecho de que funcione a temperaturas más bajas reduce la necesidad de materiales aislantes y permite que la parte externa sea de metal en lugar de cerámica, disminuyendo el coste.

La pila prototipo tiene una forma cilíndrica con un diámetro externo de 3mm y una parte que genera electricidad de 3cm de largo. Utilizando hidrógeno como combustible, la pila puede generar 1,06 vatios por centímetro cuadrado de electrodo al llevarla a temperaturas de unos 500-650ºC. En comparación, las SOFC convencionales necesitan temperaturas de unos 800ºC para funcionar con esta eficacia. El grupo de investigación pretende desarrollar una versión práctica que se pueda utilizar como fuente de energía distribuida en los hogares.

Fuente: Fuel Cell Works

Relacionados:
Pilas de combustible
Energía y células de combustible