Nuevo sistema para la detección de cáncer oral

El equipo de investigación internacional, en el que participan científicos de Sheffield, ha recibido 2 millones de dólares del NIH estadounidense para elaborar una prueba, que podría proporcionar un diagnóstico preciso en menos de 20 minutos para las lesiones que se sospecha podrían deberse a un cáncer oral o cáncer bucal.

El procedimiento que se utiliza actualmente para detectar el cáncer oral en una lesión sospechosa implica el uso de un bisturí para realizar una biopsia y unas pruebas de laboratorio que pueden tardar mucho tiempo en ofrecer unos resultados. La nueva prueba consistirá en retirar unas células con un cepillo, colocarlas en un chip e insertar el chip en el analizador, obteniendo un resultado en 8-10 minutos. Esto tendrá una serie de beneficios entre los que se incluyen un recorte en los tiempos de espera y en el número de visitas, así como un ahorro de costes para el servicio nacional de salud.

El equipo de Sheffield, liderado por el profesor Martin Thornhill, profesor de Medicina Bucal de dicha universidad, ya ha comenzado la realización de ensayos clínicos con pacientes en el Hospital Dental Charles Clifford que se llevarán a cabo durante dos años para perfeccionar el tecnología y lograr que sea lo más respetuosa posible. Si las pruebas confirman que la nueva tecnología es tan eficaz como la realización de una biopsia, entonces, podría llegar a ser algo habitual en la consulta del dentista en el futuro. Fuente: Nanotech Now