Nuevo nanomaterial duplica el almacenamiento de CO2

Por desgracia, muchas ideas populares sobre cómo secuestrar exactamente el CO2 simplemente no son prácticas, aunque algunas nuevas son bastante prometedoras. Un nuevo equipo de investigadores franceses, dirigidos por Gérard Férey, de la Universidad de Versailles, han decidido olvidarse del bombeo de CO2 subterráneo y centrar sus esfuerzos en la nanotecnología, batiendo un récord en el proceso. Su nuevo material, apodado MIL-101, ha sido llamado oficialmente “mejor material para el secuestro de carbono” sin comparación. 1m3 es capaz de retener 400m3 de gas, en comparación con los 200m3 que ofrecen las mejores tecnologías disponibles en el mercado.

MIL-101, también conocido como tereftalato de cromo, puede lograr esto gracias a que su estructura tiene un grosor de entre solo 2,9 a 3.4 nanómetros, proporcionando a la sustancia un área de superficie de más de 6000m2 por cada gramo. La estructura también es porosa, lo que permite que las moléculas pequeñas de CO2 queden atrapadas, por lo que es ideal para capturar el carbono directamente de centrales eléctricas, tubos de escape y conductos de humos. La tecnología es también muy prometedora para el almacenamiento de metano e hidrógeno gas, lo que la convierte en posible candidata para el almacenamiento de combustible en vehículos propulsados por pilas de combustible.

Fuente: EcoGeek