Nuevo chip captura células tumorales

Las tecnologías que analizan las células cancerosas que circulan por el torrente sanguíneo de un paciente podrían proporcionar un modo menos invasivo para realizar un seguimiento del cáncer y una selección de los mejores tratamientos. Por ello, Mehmet Toner y sus colaboradores del Massachusetts General Hospital han desarrollado un chip de microfluidos que captura eficazmente estas células raras, que apenas constituyen una de cada mil millones de células en sangre, en un número lo suficientemente elevado como para analizarlas en busca de marcadores moleculares. El dispositivo también aisló, por primera vez, grupos de células tumorales, lo que puede ayudar a arrojar luz sobre la capacidad del cáncer para extenderse (metástasis) desde su lugar de origen inicial.

Incluso antes de la metástasis de los tumores, éstos arrojan un pequeño número de células cancerosas en el torrente sanguíneo. La posibilidad de tomar simplemente una muestra de sangre de un paciente y luego capturar estas células y analizarlas en busca de marcadores moleculares específicos podría proporcionar a los médicos un medio para seleccionar los mejores medicamentos para los pacientes. El enfoque ayuda a los médicos a evitar las cirugías invasivas que llevan a cabo hoy en día para recoger tejido tumoral para las pruebas moleculares.

Un dispositivo que utiliza un sistema de filtrado ya ha sido aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) en los EE.UU. para realizar un seguimiento de las células cancerosas circulantes contabilizando el número de células. Pero los científicos están probando ahora su capacidad para analizar las células capturadas de la sangre con todos los sofisticados medios que los patólogos pueden utilizar con el tejido de las biopsias. Para ello, es necesario capturar más células.

El equipo de Toner había desarrollado previamente un chip de microfluidos que podía aislar las células suficientes para detectar una mutación específica en un gen para el receptor del factor de crecimiento epidérmico. Ahora, han desarrollado una nueva versión del chip que puede capturar aún más células.

La investigación se ha publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Fuente: http://www.technologyreview.com/biomedicine/26383/?nlid=3591&a=f