Nuevo antioxidante con nanotecnología

Ha habido mucho interés en cuanto a la toxicidad de las nanopartículas en el marco de la salud respiratoria. Se han estudiado los resultados de células expuestas a nanopartículas en cuanto a la toxicidad, pero apenas se ha prestado atención a la posibilidad de que algunos tipos de partículas puedan proteger a las células frente a varios tipos de estrés letal. Algunas investigaciones han demostrado que las nanopartículas compuestas de óxido de cerio u óxido de itrio protegen a las células nerviosas del estrés de oxidación y que esta neuroprotección es independiente del tamaño de la partícula. Eso ha llevado a los investigadores a la conclusión de que existe un potencial en la ingeniería de este tipo de nanopartículas con fines terapéuticos.

Como ha afirmado el Profesor Dave R. Schubert, director del Laboratorio de Neurobiología Celular de Salk y uno de los investigadores, para Nanowerk: “Mientras que se ha puesto un gran interés en utilizar las nanopartículas como vehículo para la administración de fármacos, apenas se ha estudiado la alternativa de poder modificarlas mediante ingeniería para que tengan directamente efectos biológicos beneficiosos”.

Fuente: Nanowerk