Nueva técnica de nanotecnología mejora la eficacia de ebullición

Un nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto Politécnico Rensselaer muestra que añadiendo una capa invisible de nanomateriales a la parte inferior de un recipiente de metal, se necesita un orden de magnitud menos de energía para que el agua entre en ebullición. Este aumento de eficacia podría tener un gran impacto en la refrigeración de chips informáticos, mejorando los sistemas de transferencia de calor y reduciendo los costes de las aplicaciones industriales de ebullición.

“Al igual que otros muchos avances en nanotecnología y nanomateriales, nuestro descubrimiento fue totalmente inesperado”, señaló Nikhil A. Koratkar, profesor asociado del Departamento de Ingeniería Nuclear, Aeroespacial y Mecánica de Rensselaer, que dirigió el proyecto. “La eficacia de ebullición mejorada parece ser el resultado de una interesante interacción entre las superficies a microescala y nanoescala del metal tratado. Las posibles aplicaciones de este descubrimiento son amplias y apasionantes, y estamos ansiosos por continuar nuestra investigación de este fenómeno”.

Koratkar y su equipo descubrieron que depositando una capa de nanovarillas de cobre sobre la superficie de un recipiente de cobre, las nanobolsas de aire atrapadas entre la selva de nanovarillas “alimentan” las nanoburbujas que se encuentran en las microcavidades de la superficie del recipiente y evitan que se llenen de agua. Este efecto de par sinérgico promueve una ebullición fuerte y estabiliza la nucleación de burbujas, con gran número de diminutas burbujas que se originan con frecuencia.

Fuente: Medical News Today