Nueva película con nanotecnología protege contra la suciedad, los gérmenes y los derramamientos

Es flexible, más delgada que un cabello humano y lo protege todo –desde tazas a hormigón– de líquidos, suciedad y gérmenes. Se llama “Liquid Glass” (cristal líquido) y es la última tendencia en el mundo de la nanotecnología.

El cristal líquido funciona fusionándose con el material tratado y convirtiéndose en una barrera impenetrable, impermeable incluso para la radiación UV. Aunque se endurece en menos de media hora, el cristal continúa siendo flexible, por lo que también se puede rociar sobre tejidos, por ejemplo alfombras, para hacer que sean resistentes a la suciedad la suciedad y a los olores.

Al mismo tiempo, la capa actúa como una membrana, permitiendo que la superficie que queda debajo respire; y desde el interior, el agua y el oxígeno pueden salir a través de la barrera.

Nanopool, una empresa familiar de Alemania, tiene los derechos de patente sobre esta tecnología tan alabada. Dieter Schwindt, que estableció la compañía en el 2001, señaló a Deutsche Welle que el producto está basado en el SiO2, conocido como sílice, que es el segundo compuesto más común en la Tierra y el principal componente del vidrio.

Schwindt, fundador de Nanopool, afirma estar bastante seguro de que el cristal líquido modernizará pronto el mundo. “En los próximos dos a cinco años no se fabricará nada sin esta tecnología”.

Fuente: Nanotechnology Now News