Nanotecnologia y robotica

Según un artículo publicado en Azonano, sensores de tacto flexibles podrían mejorar el funcionamiento de robots. Un equipo de científicos de la Universidad de Illinois ha desarrollado unos sensores de tacto basados en un conjunto polímeros e integrados por un algoritmo robusto para el procesamiento de señales para clasificar la textura de las superficies. Supone un gran paso hace la creación de robots capaces de identificar y manipular objetos en entornos no estructurados.

Según Chang Liu, profesor de ingeniería eléctrica e informática de Illinois, los investigadores están desarrollando sensores de tacto artificiales que imitarán la funcionalidad y la eficacia de estructuras biológicas como dedos humanos. Mediante conjuntos de sensores de bajo coste es posible analizar e identificar la textura de distintas superficies.

Los sensores biológicos ofrecen gran cantidad de información sobre la forma, dureza y textura de un objeto. Sin embargo, los robots que normalmente poseen un solo sensor de presión cuando agarran algo son incapaces de determinar si el objeto es duro o blando, o si está ejerciendo presión sobre el objeto o no. Esto les causa problemas al manejar objetos delicados como huevos por ejemplo. Según explica en el artículo otro profesor, Douglas Jones, los sensores distribuidos que los humanos tenemos en la mano nos permite tomar un huevo con suficiente fuerza para que no se caiga, pero sin romperlo. El objetivo del equipo es desarrollar un conjunto de sensores que proporcionan el mismo tipo de capacidad a los sistemas robóticos.

Se fabrican los sensores a partir de una capa de polímero poco costosa mediante la fotolitografía. En una muestra, los científicos han creado un conjunto 4×4 (16 sensores). Cada sensor mide unos 200 micrones y tiene un diminuto bulto en el centro. Sobre esa superficie, se deposita un medidor de presión cuya resistencia cambia al ser estirado. La presión sobre el sensor se convierte en información digital que se envía a un ordenador y que es analizado con un algoritmo para el procesamiento de señales. Los algoritmos desarrollados por el equipo son avanzados lo que permite determinar rápidamente qué sensores han sido activado en el conjunto, y si el objeto es plano o tiene forma de caja o de X.

Los científicos pretenden mejorar la eficiencia en el futuro próximo, simplificando el algoritmo para procesamiento de señales para que pueda ejecutarse mediante circuitos montados sobre el mismo sustrato que el sensor.


3 Respuestas

  1. hugo armando 16 años ago
  2. jaider rodriguez 13 años ago
  3. JonathanGomez 9 años ago

Añadir Comentario