Nanotecnología y Agricultura

A pesar de que el temor a los posibles efectos adversos sobre la salud y el medioambiente están a menudo presentes en las noticias sobre nanotecnología, científicos de Arkansas han informado de que los nanotubos de carbono (CNT) podrían ser beneficiosos para la agricultura. Su estudio, cuya publicación está prevista en el ejemplar de octubre de la revista mensual ACS Nano, descubrió que las semillas de tomate expuestas a los nanotubos de carbono germinaban más rápido y daban lugar a plantones más grandes y resistentes que otras semillas. Los investigadores sugieren que este efecto potenciador del crecimiento podría ser un boom en la producción de biomasa para biocombustibles de origen vegetal y otros productos agrícolas.

Mariya Khodakovskaya, Alexandru Biris, y otros colegas señalan que se están realizando importantes investigaciones sobre el uso de las nanopartículas en la agricultura. Los objetivos de la “nanoagricultura” incluyen mejorar la productividad de las plantas destinadas a alimentos, combustibles, etc.

El informe de los científicos es la primera prueba de que los CNT penetran a través d ella capa externa de las semillas y tienen efectos beneficiosos sobre ellas. Las semillas expuestas a los nanotubos brotaron dos veces más rápido que las de control y los plantones alcanzaron un tamaño más de dos veces superior al de los de las plantas no tratadas. Estos efectos se pueden producir porque los nanotubos penetran en la corteza de las semillas y potencias la absorción de agua, señalan los investigadores. “Este efecto positivo de los CNT que se ha observado en la germinación de las semillas podría tener un impacto económico significativo en la agricultura, la horticultura, y el sector energético, por ejemplo, para la producción de biocombustibles”, añadieron.

Fuente: Nanotechnology News