Nanotecnología y petróleo

Nueva tecnología que revolucionará la producción de petróleo Según un artículo publicado el 13 de junio de 2006 en UQ News Online, investigadores del Australian Institute for Bioengineering and Nanotechnology (AIBN) de la Universidad de Queensland han desarrollado un sistema basado en nanotecnología que permite extraer más petróleo de los campos petroleros.

Las compañías petrolíferas pierden dos barriles de petróleo por cada barril que extraen. Con esta nueva tecnología llamada Pepfactants® se aprovecharía más petróleo, y se podría reducir el coste de abastecer de petróleo al mercado.
Esta tecnología de péptidos, desarrollada por el Prof. Anton Middelberg y la Dra. Annette Dexter, puede controlar las emulsiones y espumas empleadas en numerosos procesos industriales y podría tener gran repercusión en una amplia gama de productos.

“Las emulsiones o mezclas de dos líquidos inmiscibles están presentes en casi todo, desde mayonesas a cremas hidratantes, e incluso en productos para la administración de fármacos utilizados en la quimioterapia”, afirma Prof. Middelberg. “Nuestro proceso permite hacer y deshacer una emulsión de forma controlada y reversible, y a la vez, ecológica y sostenible”.

Según Middelberg, “Una aplicación obvia de esta tecnología está en la producción de petróleo, al permitir separar fácilmente la emulsión de agua y petróleo en la superficie. Además, puede cambiar la viscosidad del combustible, incrementando la cantidad de petróleo extraído de cada reserva subterránea”.

Los detalles de esta tecnología, que hace poco ha recibido un Emerging Technology Award en la TechConnect Summit 2006 Conference, han sido publicados recientemente en la revista Nature Materials. UniQuest Pty Ltd, principal medio de comercialización de la Universidad de Queensland, planea conceder la licencia de esta tecnología a una empresa emergente y está buscando socios, tanto inversores como desarrolladores de productos estratégicos, en Australia, Europa y EEUU. Según el Director Gerente de UniQuest, David Henderson, los primeros campos de explotación industrial serán la biocatálisis, los agentes tensoactivos, el petróleo y el gas.

Fuente: University of Queensland