Nanotecnología para crear sistema que impide que se empañe el cristal

Cristales de ventanas, parabrisas y gafas que se empanan podrían ser algo que pertenece al pasado gracias a un avance logrado por científicos del MIT que han creado un cubrimiento de nanopartículas que hace que las gotitas de agua se aplanan en una fina capa uniforme, en vez de formar la habitual niebla en cristales que tanto molesta.

Según el científico Rubner, director del equipo, “con nuestro cubrimiento estamos básicamente colocando diminutas partículas de cristal sobre la superficie, utilizando una técnica especial capa-por-capa que hemos desarrollado. El resultado es una capa fina y nanoporosa de cristal sobre la superficie que es hidrofílica.

Las superficies que son pintadas con este nuevo material no se empañan y retienen su transparencia al ser expuestas a la humedad. Esto resulta muy interesante para muchos componentes ópticos que se encuentran en condiciones húmedas. Según Rubner, “se podría aplicar en cualquier sitio donde la niebla resulta ser una molestia. El interior de parabrisas, gafas, el espejo del cuarto de baño, ventanas de doble capa….”

El cubrimiento se fabrica a través de la creación de capas alternas de un polímero llamado polyallylamine hydrochloride (en inglés) y nanopartículas de silicio. Según Rubner, los científicos sumergen primero el sustrato en una solución que contiene el polímero que de forma espontánea se pega a la superficie. Luego lo aclaran con agua para después meterlo en una solución que contiene las nanopartículas de cristal. Realizan el mismo ciclo de 10 a 20 veces, para terminar de cubrir la superficie. Finalmente el sustrato de cristal con la capa es calentado hasta 400 a 500 °C para quemar el polímero y hacer más duradero el cubrimiento al fusionar las nanopartículas de silicio.

Fuente: Optics.org