Nanopartículas para detectar cáncer de mama

Los actuales métodos para la detección del cáncer de mama tienen como limitaciones una baja sensibilidad, una resolución espacial limitada o la necesidad de utilizar complicadas y caras tecnologías basadas en radioisótopos. Un nuevo informe de los investigadores del Emory-Georgia Tech Nanotechnology Center for Personalized and Predictive Oncology sugiere que las nanopartículas de óxido de hierro dirigidas podrían superar estas limitaciones y servir como novedoso agente de formación de imágenes para una detección temprana de los tumores de mama.

En la revista Clinical Cancer Research, el equipo de investigación, dirigido por Lily Yang, y Hui Mao, ambos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, describe su desarrollo de un nuevo tipo de construcción de nanopartículas formada por un cristal de óxido de hierro recubierto con un polímero. Este polímero estabiliza el núcleo magnético y proporciona puntos de unión para los péptidos dirigidos hacia los tumores y los tintes fluorescentes. El péptido dirigido es un fragmento de una molécula conocido como activador plasminógeno de tipo uroquinasa; este fragmento se enlaza a un receptor sobreexpresado por las células del cáncer de mama.

En un conjunto inicial de experimentos, los investigadores mostraron que esta construcción era aceptada específicamente por las células del tumor de mama en durante su desarrollo en cultivo, sin haber prácticamente aceptación por parte de otros tipos de células. Los investigadores fueron capaces de imaginar las nanopartículas detectando el tinte fluorescente mediante la microscopía fluorescente estándar.

A continuación, los investigadores inyectaron las nanopartículas en los ratones con tumores de mama humanos. Cinco horas después de la inyección, se detectaron las nanopartículas en los tumores utilizando un escáner de resonancia magnética comercial. A diferencia de con las nanopartículas no dirigidas, el agente de formación de imágenes apenas pasó al hígado y el bazo. Las propiedades de estas nanopartículas para dirigirse a los tumores se confirmaron mediante imágenes de fluorescencia, que se pueden obtener en animales tan pequeños como los ratones.

Este trabajo, detallado en el artículo “Receptor-targeted nanoparticles for in vivo imaging of breast cancer”, ha sido financiado por la NCI Alliance for Nanotechnology in Cancer, una iniciativa global diseñada para acelerar la aplicación de las nanotecnologías a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. También participaron en el estudio investigadores de la Universidad Estatal de Georgia y de Ocean Nanotech. Hay un abstract disponible en el sitio Web de la revista.

Fuente: Nanotechwire