Los ‘superátomos’ abren una nueva puerta en la química de las nanopartículas

Se han descrito los principios que rigen la estabilidad y las propiedades electrónicas de las nanoagrupaciones de oro metálicas (nanoclusters), abriendo una puerta a nuevas aplicaciones de los materiales, la superconductividad e incluso el automontaje.

Los principios que rigen la estabilidad y las propiedades electrónicas de minúsculas nanoagrupaciones de oro magnético han sido analizados y descritos en un estudio seminal por investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia (Atlanta), la Universidad de Stanford (Palo Alto, California), la Universidad de Jyväskylä (Finlandia) y la Universidad Tecnológica de Chalmers (Göterborg, Suecia). Los átomos de oro y azufre se unen en números específicos, formando geometrías extremadamente simétricas, y pueden imitar la química de átomos individuales de un elemento diferente. Los investigadores descubrieron que estas agrupaciones son estables porque se comportan como “superátomos” y presentan una estructura de enlace del tipo “divide y protege”.

Según Robert Whetten, profesor de la Facultad de Física y de la Facultad de Química y Bioquímica de Georgia Tech, aunque las nanopartículas de oro se utilizan ampliamente en muchos campos, nadie ha entendido totalmente sus estructuras moleculares y propiedades fisicoquímicas. Los investigadores utilizan las nanopartículas de oro por su estabilidad y sus diferenciadas propiedades ópticas, electrónicas electroquímicas y de bioetiquetado.

Fuente: Semiconductor International