Los nanocilindros son mejores que las nanoesferas para la administración de fármacos

Según un artículo publicado el 5 de abril de 2007 en SmallTimes.com, investigadores de la Facultad de Medicina y la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Pensilvania, han descubierto un modo mejor de administrar fármacos a los tumores. Utilizando un conductor cilíndrico, los investigadores lograron mantener la administración del fármaco anticanceroso paclitaxel a un modelo animal de cáncer de pulmón durante un tiempo diez veces superior al de los conductores esféricos. Estos resultados, publicados en línea en Nature Nanotechnology, pueden tener consecuencias para la administración de fármacos, así como para entender mejor algunos virus con forma cilíndrica como el Ébola y el H5N1.

“El torrente sanguíneo tiene un bombeo constante y estas nanopartículas cilíndricas se alinean con el flujo, manteniéndose en circulación mucho más tiempo que las conocidas partículas esféricas”, señala el Dr. Dennis E. Discher, Prof. de Química e Ingeniería Biomolecular en el Institute for Medicine and Engineering de la Universidad de Pensilvania.

En su estudio, los investigadores utilizaron finas nanopartículas cilíndricas compuestas de polímeros sintéticos para administrar paclitaxel al tejido de un tumor de pulmón humano implantado en roedores. Los cilindros tenían diámetros pequeños, de hasta 20nm, y largos similares al tamaño de las células sanguíneas. El paclitaxel reduce el tamaño de los tumores y, dado que los cilindros permanecieron en circulación hasta una semana después de la inyección (frente a las pocas horas que se mantienen las nanopartículas esféricas), administraron una dosis mayor, eliminando más células cancerosas y reduciendo mucho más el tamaño de los tumores.

Además de su importancia para el tratamiento del cáncer de pulmón, este descubrimiento puede mejorar los tratamientos de otras enfermedades, como las cardiovasculares y otros tipos de cáncer. También está ayudando a los científicos a entender por qué algunos virus cilíndricos como el Ébola o el H5N1 son tan eficaces.

La investigación ha sido financiada por el National Institute of Biomedical Imaging and BioEngineering.

Fuente: Smalltimes