Las nanopartículas para la detección del cáncer son seguras para los humanos

La semana pasada, Google dio a conocer su próximo proyecto: utilizar nanopartículas para detectar el cáncer.

Andrew Conrad, de Google X en la presentación del proyecto

Aunque generalmente, Google X –el ala experimental del gigante de las búsquedas–, trata de resolver lo aparentemente imposible, el desarrollo de nanopartículas que se adhieren a las células y circulan por el cuerpo es innovador, pero ya se ha hecho.

Científicos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York han sido capaces de desplegar de forma segura, en cinco pacientes con melanoma metastásico, nanopartículas ultrabrillantes que se adhieren a las células cancerosas y las hacen brillar. Estas partículas híbridas de sílice orgánico -llamadas puntos de Cornell o puntos C, para abreviar- miden 7 nanómetros y pueden contener péptidos que se unen a los receptores situados en los tumores.

Bajo la luz del infrarrojo cercano, las partículas brillan, actuando como un faro durante la cirugía. Las nanopartículas también se podrían utilizar para administrar fármacos de gran precisión, dado que pueden adherirse a células específicas.

Por el contrario, la visión de Google para la detección del cáncer implica nanopartículas magnetizadas que se adhieren a las células; administradas, probablemente, por medio de píldoras. La compañía también está desarrollando un dispositivo portátil para atraer, monitorizar y contar las partículas usando un imán.

Para el ensayo de melanoma, los científicos inyectaron a los pacientes nanopartículas que contenían yodo radiactivo con el fin de poder rastrearlas con una exploración PET (tomografía por emisión de positrones). El estudio, publicado en la revista Science Translational Medicine, siguió las directrices de investigación de nuevos fármacos de la FDA y descubrió que las nanopartículas, que abandonaron el cuerpo a través de la orina de los pacientes, son seguras para los seres humanos.

“Esto resulta muy alentador”, señaló en un comunicado Ulrich Wiesner, profesor de Cornell que inventó los puntos C hace más de diez años. “Es el primer caso del que tenemos constancia en que la FDA ha aprobado una nanopartícula óptica inorgánica como [nuevo fármaco en investigación] para un ensayo clínico. Aunque se tratara sólo de un estudio de seguridad y farmacocinética (una rama de la farmacología), esto abre la puerta al uso de estas partículas en aplicaciones reales“.

El ensayo comenzó en 2010, pero todavía hay mucho por estudiar. Actualmente, los investigadores están reclutando pacientes con tumores cerebrales para el estudio. Un ensayo diferente analizará la efectividad de los puntos C como herramienta de diagnóstico del cáncer.

Fuente: http://www.fastcompany.com/3037880/cancer-detecting-nanoparticles-are-safe-for-humans-study-finds


Añadir Comentario