Las nanopartículas podrían limpiar combustibles

El disulfito de molibdeno (MoS2) a granel es un lubricante sólido estándar y ubicuo. Sin embargo, las nanopartículas extremadamente pequeñas de MoS2 tienen una aplicación potencialmente importante como catalizadoras en la producción de combustibles sin azufre.

Es de sobra sabido que las propiedades del material cambian al disminuir el tamaño de las partículas. Sin embargo, en el caso de las nanopartículas de MoS2 la desviación en función del tamaño de las propiedades originales es mucho más pronunciada que en otros materiales. Investigadores de la Universidad Tecnológica de Dresden y del Forschungszentrum Dresden-Rossendorf han estudiado en profundidad la influencia del tamaño de la partícula en las propiedades químicas y físicas del MoS2.

Se demostró, por primera vez, que para el potencial catalítico en la desulfurización de combustibles no importa sólo el tamaño, sino también la forma de la partícula. Los resultados se han publicado recientemente en las revistas Angewandte Chemie (46/2007) y Nature Nanotechnology (2/2007).

Fuente: Innovations Report

Relacionados:
Combustibles metálicos
Nanotecnología y energías alternativas