La UE aspira liderar avances en la medicina por nanotecnología

Países miembros de la Unión Europea pretenden liderar la “revolución médica” que podría suponer la aplicación de nanotecnología a la medicina.

La semana pasada la Comisión Europea financió la organización de Euronanoforum en Edimburgo para exponer los avances realizados y posibles en el campo de la medicina con aplicaciones de nanotecnología. Según las exposiciones realizadas, nuevos tratamientos desarrollados durante los próximos diez años podrían ayudar a combatir y tratar enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, SIDA, Alzheimer y Parkinson.

Según un participante en el congreso, Patrick Boisseau del Electronics Technology Information Laboratory, cuando se descubra cómo dirigir nanopartículas hacia la raíz de estas enfermedades, se abrirán infinitas nuevas posibilidades para la medicina. Pero advirtió que la revolución sería paulatina – “se requieren 10 años para producir una nueva medicina. Aunque a las empresas farmacéuticas les gustaría tener que esperar menos tiempo, nos negamos a ir más rápido”.

Los países de la Unión Europea tienen que destinar cada vez más fondos hacia el tratamiento de enfermedades ligadas a la vejez. Pero con nuevos tratamientos como los que están siendo investigados por expertos en nanotecnología y medicina, muchos pacientes podrían recuperarse en casa sin necesidad de estar ingresados en hospitales. Según un representante de General Electric Healthcare, “El hospital del futuro recibirá pacientes que llevan una chapa con su informe médico actualizado” y los pacientes recibirán tratamiento hecho a medida.

Un ejemplo de los proyectos financiados por la Unión Europea para investigar avances en medicina con nanotecnología se llama “Cornea Engineering Project” (reingeniería de córnea) y trata de recrear la córnea humana a partir de una proteína humana modificada. Otros incluyen un proyecto para recrear el meniscos de la rodilla y otro para tratar células cancerígenas a través de la aplicación de calor mediante nanopartículas.