La nanotecnología y el sector de automóviles

Manufacturing Digital hace un repaso de cómo se está utilizando la nanotecnología en la industria del automóvil. Hay una serie de procesos y productos mejorados por los nanomateriales que están influyendo en la industria automotriz.

Estos incluyen la incorporación de nanocompuestos de una variedad de materiales para el refuerzo estructural y la seguridad; catalizadores de nanopartículas para la economía de combustible; nanoaditivos para lubricantes; y revestimientos de fácil limpieza, antivaho, antidesgaste, anticorrosión y autoreparables. Empresas como Toyota, General Motors, Ford y Rolls-Royce están tomando la iniciativa en el desarrollo de tecnologías en estas áreas.

La tecnología de las nanopartículas se está utilizando en la industria del automóvil para proteger los motores y lograr mejores rendimientos.

Ford, por ejemplo, está usando un dispositivo llamado Local Electrode Atom Probe para llevar a cabo una investigación sobre la fabricación de metales y plásticos más ligeros y resistentes.

Los investigadores están buscando modos de añadir las nanopartículas al vidrio y a las pinturas para que puedan resistir mejor la radiación y proporcionar mecanismos de autolimpieza. Las superficies nanoestructuradas dan lugar una mejora en la adherencia de la pintura y la durabilidad del color. No es de extrañar entonces que la Ford Motor Company haya predicho que para el año 2015, los nanomateriales se utilizarán en el 70% de los materiales de su producción.

La nanotecnología tiene muchas aplicaciones en el rango de las tecnologías limpias, desde paneles solares a baterías de EV. Un informe de Lux Research preve un mercado de nanotecnología relacionado con las tecnologías limpias de 29 mil millones de dólares en el 2015.

Teniendo en cuenta sus características y lo que tiene que ofrecer, no parece haber duda de que el potencial de la nanotecnología en los procesos de fabricación de los coches eléctricos es inmenso.

Fuente: Manufacturing Digital