La huella ecológica de la nanotecnología

Según Bhavik Bakshi, profesor de ingeniería química y biomolecular de la Universidad Estatal de Ohio, los nanomateriales tienen algunas propiedades muy buenas, pero también pueden ser extremadamente exigentes en cuestión de recursos. Cuando se pasa a trabajar en una escala tan diminuta, en la escala de un nanómetro, tener ese nivel de control requiere poner muchos recursos en esa especie de sistema.

Bakshi registró la energía utilizada para producir nanofibras de carbono, que pueden ser mucho más ligeras y resistentes que el acero. Según el profesor: “si se compaa el acero con las nanofibras de carbono, el modo más eficaz para fabricar nanofibras de carbono de los que hemos estudiado consume al menos 100 veces más energía que la necesaria para fabricar una cantidad equivalente de acero”.

Aunque las nanofibras de carbono todavía no se están fabricando en masa, hay productos en desarrollo que las utilizan en puertas y paneles de carrocerías de coches con el fin de fabricar coches más ligeros. Y según Bakshi, puede que eso reduzca el consumo de combustible del coche, pero se estaría consumiendo más energía en un punto anterior de la cadena, al fabricar los materiales utilizados para el coche.

Fuente: Earthsky


Añadir Comentario