Generación de electricidad con un corazón

Algún día generadores eléctricos podrían ayudar a la creación de aparatos médicos cuya fuente de enería sería el corazón del propio paciente.

Investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia han mostrado cómo un diminuto nanocable, casi imperceptible, puede convertir la energía de los latidos y la flexión de los músculos del cuerpo de una rata en corriente eléctrica. Su nanogenerador podría conducir algún día a sensores e implantes médicos impulsados por la energía obtenida de los latidos del corazón o la respiración.

Los nanocables de óxido de zinc presentan un efecto piezoeléctrico, produciendo electricidad cuando están bajo estrés mecánico. El profesor de Ingeniería y ciencias de los materiales e ingeniería de Georgia Tech, Zhong Lin Wang, y su grupo mostraron estos generadores de nanocables por primera vez en el 2005. Desde entonces, han fabricados dispositivos capaces de aprovechar la energía de un hámster corriendo y de dedos en movimiento, y también han combinado sus nanocables piezoeléctricos con células solares.

Fuente: Technology Review