Estructuras de ADN que cambian de tamaño a petición

Científicos ingleses y alemanes han diseñado unas estructuras de ADN dinámicas que se expanden y contraen a petición y que se podrían utilizar para la administración de fármacos o como piezas móviles de nanomáquinas.

A lo largo de los últimos veinte años, trabajando con el ADN, los investigadores han conseguido que las hebras de ADN adopten varias estructuras asombrosas, incluido cubos, prismas, tetraedros y otros poliedros exóticos; pero, por lo general, siempre han sido estructuras rígidas y estáticas: consistiendo cada arista en un segmento corto de ADN bicatenario.

Sin embargo, ahora, investigadores de las Universidades de Oxford y Bielefield han construido tetraedros con una arista inusual que incluye un segmento de ADN en su sección intermedia [1]. Normalmente, este segmento está plegado en una estructura de horquilla, pero se expande –alargando, así, la arista- cuando se une a un segmento de ADN monocatenario complementario.

Añadiendo al tetraedro el segmento de ADN complementario necesario, los investigadores lograron expandir la estructura. Y a la inversa, cuando añadieron cadenas de ADN ‘anti-impulsoras’, estas se unieron al ADN ‘impulsor’, separándolo de la arista de la estructura y haciendo que ésta se volviese a plegar. El equipo fabricó también un tetraedro con dos aristas de longitud variable, que se podían expandir o contraer de forma independiente, modificando considerablemente la forma de la estructura.

Fuente: Nanotechnology Now