El ruido proporciona los medios para romper el cifrado cuántico

En teoría, el envío de mensajes cifrados mediante encriptación cuántica es seguro, ya que cualquier intento de espionaje es evidente para el receptor. En la práctica, los sistemas físicos que encriptan los mensajes son imperfectos. Y aparece el ruido. Hasta ahora, los físicos creían que si se mantenía el ruido por debajo del 20%, se descubriría el espionaje. Sin embargo, Feihu Xu, Bing Qi y Lo Hoi-Kwong, de la Universidad de Toronto, han ideado un método para interceptar la comunicación cifrada por encriptación cuántica permaneciendo por debajo del umbral de detección del 20%.

Fuente: Physicstoday