Diálogo público de la CE sobre nanotecnologías

Las nanotecnologías presentan unos enormes beneficios potenciales para fabricantes, consumidores, empleados, pacientes y para el medioambiente. Proporcionarán más procesos eficaces de recursos y energía, mejorarán las memorias y los procesadores de los ordenadores y podrían marcar el comienzo de una nueva era de procedimientos médicos y farmacéuticos.

Importante potencial medioambiental, social y económico

Los materiales de los procesos de las nanotecnologías se encuentran a escala macromolecular, molecular y atómica, en las que las propiedades pueden diferir de las observadas a gran escala. Ya se están utilizando productos basados en nanotecnologías y los analistas predicen un enorme crecimiento económico en el sector a lo largo de los próximos diez años. Las nanotecnologías impulsarán la innovación en campos como la salud pública, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), la industria manufacturera, la protección medioambiental, la energía, el transporte, la seguridad y el espacio. Las previsiones para el mercado mundial de las nanotecnologías va de los 750 a los 2000 billones de euros hasta el 2015, y el potencial de creación de empleos se estima que será de 10 millones de puestos relacionados con la nanotecnología para el 2014, es decir, el 10% de todos los puestos de trabajo relacionados con la fabricación a nivel mundial.

Las nanotecnologías están reguladas por legislaciones existentes, como la denominada REACH, actual marco legislativo para sustancias químicas, y por otras legislaciones específicas de cada sector como las de los sectores alimentario, cosmético, médico, etc.

El vicepresidente de la Comisión, Günter Verheugen, responsable de la política industrial y de empresa, señaló: “Es fundamental establecer un marco regulador fiable y estable para que la industria europea pueda aprovechar completamente las ventajas de las nanotecnologías. Con las adecuadas estructuras en su sitio, impulsarán la innovación y contribuirán al crecimiento, la creación de empleo y la competencia”.

Aunque la legislación europea actual cubre, en principio, los problemas relacionados con la salud, la seguridad y el medioambiente relacionados con los nanomateriales, existe una imperiosa necesidad de investigación y cooperación internacional en la materia. A medida que lleguen al mercado más productos con nanomateriales, la Comisión Europea pondrá en marcha una consulta con las partes implicadas y los Estados Miembro con el fin de incrementar el conocimiento y la conciencia del potencial de las nanotecnologías y de seguir garantizando una adecuada protección de la naturaleza, el medioambiente y la salud.

Fuente: Euroalert