Detección de tumores con nanopartículas

Una nanopartícula combinada proporciona posibilidades de detección y tratamiento de tumores

Las aleaciones de hierro y cobalto generan potentes señales magnéticas que podrían ser útiles en nanopartículas diseñadas para detectar tumores con la formación de imágenes por resonancia magnética (MRI). Sin embargo, las nanopartículas de hierro-cobalto resultaron ser materiales químicamente activos, lo que hace que no se puedan utilizar en el cuerpo, y todos los esfuerzos por añadir una serie de recubrimientos protectores para obtener nanopartículas biocompatibles han fracasado.

Según un artículo publicado el 12 de diciembre de 2006 en Nanotecnology.com, para resolver este problema, investigadores del Center for Cancer Nanotechnology Excellence Focused on Therapy Response, de la Universidad de Stanford, utilizaron un proceso de deposición de vapor a alta temperatura para construir una nanopartícula de hierro/cobalto recubierta de carbono que se puede utilizar sin peligro para la detección de tumores en animales vivos. Es más, estas nanopartículas pueden absorber la luz del infrarrojo cercano y generar calor, ofreciendo la posibilidad de no sólo detectar tumores, sino también eliminarlos por el calor.

Los resultados de esta investigación aparecen en la revista Nature Materials.

Fuente: Nanotechnology News