Células solares hechas de nanotubos de carbono individuales

Utilizando un nanotubo de carbono en lugar del tradicional silicio, investigadores de Cornell han creado los elementos básicos de una célula solar que, con un poco de suerte, podría dar lugar a métodos mucho más eficaces para convertir la luz en electricidad que los utilizados actualmente en calculadoras y tejados.

Los investigadores fabricaron, probaron y midieron una célula solar sencilla llamada fotodiodo, hecha a partir de un nanotubo de carbono individual. El 11 de septiembre, en la versión en línea de la revista Science, los investigadores –dirigidos por Paul McEuen, Profesor Goldwin Smith de Física, y Jiwoong Park, profesor ayudante de química y biología química– describieron cómo su dispositivo transforma la luz en electricidad mediante un proceso extremadamente eficaz que multiplica la cantidad de corriente eléctrica que fluye. Según los investigadores, este proceso podría ser importante para la próxima generación de células solares de alta eficacia.

Artículo completo: R&D