Código de nanotecnología reponsable para empresas

Según un artículo publicado esta semana en Nanowerk, la Royal Society, Insight Investment, la Nanotechnology Industries Association y la Nanotechnology Knowledge Transfer Network, han puesto en marcha una iniciativa para desarrollar un “Código de nanotecnología responsable” para las empresas que trabajan con este tipo de tecnologías.

El objetivo de este Código será establecer una serie de principios de relavancia internacional que resuman la buena práctica para todas las empresas que participan en cada uno de los aspectos de estas tecnologías emergentes y sus aplicaciones; la investigación, el desarrollo, la fabricación, la distribución y la venta.

El Código lo desarrollará un grupo de trabajo formado por representantes de los cuatro colaboradores que han fundado la iniciativa y de una serie de organizaciones, tanto empresariales como no gubernamentales, junto con científicos y especialistas en ciencias sociales. Entre los miembros ya confirmados del grupo de trabajo se encuentran la empresa química BASF, Unilever, Smith & Nephew, el grupo de consumidores Which?, NGO Practical Action y Amicus, entre otros.

Lord Selborne, que preside del grupo de trabajo, afirmó: “Las nanotecnologías están generando una gran excitación, con un crecimiento industrial extremadamente rápido. Pero las empresas operan en un clima de incertidumbre técnica, social y comercial con respecto a estas tecnologías relativamente nuevas. Por este motivo, pretendemos desarrollar un código, con una amplia participación de las partes interesadas, que señale la mejor práctica para todas las empresas de la cadena, desde los productores de nanomateriales a los que venden los productos a los consumidores.

“Ayudando a las empresas a desarrollar un sentido de responsabilidad con respecto a las nanotecnologías, esperamos que este Código desempeñe un papel importante a la hora de garantizar que las nanotecnologías son conscientes de todo su potencial, incluidos sus beneficios económicos, sociales medioambientales y para la salud”.

El Código será voluntario y se animará a las empresas a explicar públicamente de qué modo cumplen sus principios; por ejemplo, por medio de declaraciones en sus informes anuales o de responsabilidad empresarial. El Código señalará los comportamientos empresariales y los procesos de gestión esperados en lugar de un estándar verificable, aunque se podrán desarrollar unos indicadores de conformidad.

En otoño de 2007 se realizará una consulta abierta, tras exponer un borrador del código a debate. El grupo de trabajo planea publicar el código a comienzos de 2008.

Fuente: Nanowerk