Cambio de espín en dispositivos de almacenimiento

Las partículas magnéticas diminutas, ya sean adheridas a cinta adhesiva o como recubrimiento de un disco duro, son la base de los dispositivos de almacenamiento de datos modernos. La información está codificada en la orientación magnética de estas partículas, pero las partículas pueden, en ocasiones, cambiar su orientación de forma espontánea, algo que puede corromper los datos.

Ahora, investigadores de los laboratorios LBL (Lawrence Berkeley Laboratory) y ANL (Argonne National Laboratory) informan de que este cambio se produce de una forma mucho más compleja de lo que pensaba anteriormente.

Su trabajo, publicado en la revista Physical Review Letters, ha sido resaltado en el ejemplar del 14 de septiembre de la revista Physics.

Los científicos saben desde hace tiempo que el cambio de espín se vuelve más probable a medida que el tamaño de un conjunto (clúster) de nanopartículas disminuye. Pero Stefan Krause y su equipo descubrieron que este no es el final de la historia. El cambio de espín se produce en forma de reacción en cadena junto a un clúster y la forma de éste puede potenciar o dificultar esta propagación.

Manipular la forma de un clúster e incluso insertar impurezas puede determinar si es más o menos probable que se un cambio de active y se propague, añadiendo posiblemente una nueva dimensión de control al diseño de los dispositivos magnéticos.

Fuente: Science Daily