Batería desarrollada a partir de algas

Un grupo de investigadores ha descubierto que la perfecta batería ecológica podría estar inspirada en las algas.

La estructura única de celulosa Algal constituye una batería que bate récords.

El equipo de la Universidad de Uppsala, en Suecia, afirma que la nanoestructura distintiva de la celulosa de estas algas puede actuar como eficaz sustrato de recubrimiento para utilizarlo en baterías ecológicas.

“Estas algas tienen una estructura de celulosa especial que se caracteriza por un área de superficie muy amplia”, señala Gustav Nyström, estudiante de doctorado en nanotecnología. “Recubriendo esta estructura con una capa fina de polímero conductor, hemos logrado producir una batería que apenas pesa y presenta un conjunto de nuevos récords de capacidad y tiempo de recarga con respecto a otras baterías basadas en celulosa de polímeros”.

Las aplicaciones farmacéuticas de la celulosa de las algas Cladophora se han estudiado durante varios años. Este tipo de celulosa tiene una nanoestructura única, totalmente diferente de la de las plantas terrestres, que ha mostrado un buen funcionamiento como agente espesante para preparados farmacéuticos y como ligante en productos alimenticios. El aumento en la posibilidad de aplicaciones de almacenamiento de energía se debe a su enorme área de superficie.
Fuente: Labnews