Aprovechan un antiguo efecto para producir electricidad a partir del calor residual

Un fenómeno observado por primera vez por un filósofo griego hace 2.300 años se ha convertido en la base de un nuevo dispositivo diseñado para aprovechar la enorme cantidad de energía perdida en forma de calor cada año, para producir electricidad. El primer “nanogenerador piroeléctrico” de su clase es el tema de un informe publicado en la revista Nano Letters de la ACS.

Zhong Lin Wang y sus colegas de Georgia Tech explican que más del 50% de la energía generada en los EE.UU. cada año se desperdicia, mucha de ella en forma de calor liberado al medioambiente por todo tipo de cosas, desde ordenadores a automóviles o líneas de transmisión eléctrica de larga distancia. El calor se puede convertir en electricidad a través de algo llamado efecto piroeléctrico, descrito por primera vez por el filósofo griego Teofrasto en el 314 aC, cuando se dio cuenta de que la piedra preciosa turmalina producía electricidad estática y atraía las briznas de paja cuando se calentaba. Calentar y refrigerar reorganizar la estructura molecular de ciertos materiales, incluyendo la turmalina, y crea un desequilibrio de electrones que genera una corriente eléctrica. El grupo de Wang quería aplicar este antiguo principio para fabricar un nanogenerador (NG) que pudiera aprovechar los cambios de temperatura en el mundo moderno, el cual utiliza un cambio de temperatura en función del tiempo para generar electricidad.

Para ello, los investigadores hicieron nanocables de óxido de zinc, un compuesto añadido en las pinturas, los plásticos, los dispositivos electrónicos y hasta la comida. Utilizando una matriz de tramos cortos de nanocables en posición vertical, demostraron el funcionamiento de un dispositivo que produce electricidad cuando se calienta o se enfría. Los investigadores sugieren que los nanogeneradores podrían incluso producir energía a medida que las temperaturas fluctúan del día a la noche.
Más información: “Pyroelectric Nanogenerators for Harvesting Thermoelectric Energy” Nano Lett., 2012, 12 (6), págs. 2833–2838. DOI: 10.1021/nl3003039

Fuente: http://phys.org/news/2012-06-ancient-effect-harnessed-electricity.html