Recarga mas rápida de coches eléctricos

Tesla ha anunciado un modo de que la recarga de sus vehículos eléctricos sea más rápido que llenar un depósito de gasolina

Tesla Motors ha anunciado una nueva forma de cargar su vehículo eléctrico modelo S en menos tiempo de lo que se tarda en llenar un depósito de gasolina de un coche convencional, mediante el intercambio de una batería agotada por otra totalmente cargada.

Este sistema permitiría abordar uno de los grandes inconvenientes de los coches eléctricos: un alcance de batería limitado y una recarga lenta, que hacen que sean poco adecuados para viajes por carretera de larga distancia. Sin embargo, existen dudas sobre cuán práctico sería, especialmente para ayudar a que los vehículos eléctricos sean más populares.

En la actualidad, se tardan unos 30 minutos en cargar la batería de un Tesla a la mitad en una de las estaciones de superecarga de la compañía, en las que los coches de Tesla se pueden cargar más rápido de lo normal. Una carga completa en casa con un enchufe común de 240 voltios requeriría la mayor parte de un día, si bien un conector de pared de alta potencia puede reducirlo a unas cinco horas.

Tesla podría comenzar con sólo una estación de intercambio y construir más si el enfoque parece tener éxito.

Todavía hay dudas sobre cómo funcionaría el intercambio de la batería en el caso de Tesla. En un modelo anterior, el de Better Place, los clientes no eran dueños de la batería, por lo que no importaba si recibían una nueva o una vieja; la compañía simplemente garantizaba una capacidad mínima. En el caso de Tesla, los clientes son propietarios de la batería y no quieren reemplazarla por una más antigua, que tenga un alcance y un valor más bajos, por lo que la empresa puede simplemente dejar que la gente pida prestada una batería y recoja la original en el viaje de regreso.

Las estaciones de intercambio se pueden instalar en las estaciones de superecarga de Tesla (en las que ya existen y en las que está previsto construir); en ellas unos paneles solares ayudarán a cargar las baterías. Las estaciones tendrán también baterías de repuesto a mano para almacenar la energía de los paneles solares, y esas se podrían canjear por las baterías agotadas de los conductores.

Fuente: Technology Review