Pantalla interactivo DiamondTouch

Un nuevo sistema de pantalla interactiva reconoce a los usuarios por el tacto

Según un artículo publicado en la versión en línea de NewScientist con fecha 25 de mayo de 2006, los fabricantes de este monitor interactivo, que hace un seguimiento de múltiples usuarios diferenciándolos por el tacto, afirman que podría permitir unos controles más seguros para los vehículos y unos videojuegos más rápidos.

El sistema DiamondTouch (DT), desarrollado por Mitsubishi Electric Research Laboratories (MERL) en Massachusetts, EEUU, consiste en una pantalla sensible al tacto que puede ser utilizada por varios usuarios simultáneamente.
El sistema transmite distintas señales eléctricas a diferentes zonas de la superficie de la pantalla. Cuando un usuario toca la pantalla la señal de esa zona en cuestión se envía a través de su cuerpo hasta un receptor colocado en su silla.

Esta inofensiva conexión le indica al ordenador exactamente dónde se tocó la pantalla y quién lo hizo, permitiéndole responder adecuadamente. De este modo, la pantalla puede señalar y distinguir entre muchos toques diferentes a la vez.

Según explica Paul Dietz, investigador de MERL: “La mayoría de las pantallas táctiles sólo permiten un toque cada vez; muy pocas permiten múltiples toques simultáneos, y ninguna de ellas puede indicar quién la ha tocado y dónde”.
Al distinguir entre diferentes usuarios, este nuevo sistema puede percibir la entrada de una persona y controlar su acceso a determinadas funciones.

Según los investigadores de MERL no sería caro incorporar esta tecnología de identificación a muchos tipos de interfaces físicas. Por ejemplo, se podría utilizar en el salpicadero de un vehículo para permitir que sólo los pasajeros pudieran acceder al sistema de navegación con el coche en marcha, impidiendo el acceso del conductor para evitar que éste se distraiga. El sistema se podría utilizar también para limitar el acceso a determinados controles de una central eléctrica o en la cabina del piloto de un avión.

Según Clifton Forlines, investigador de MERL, el sistema DT se podría incorporar también a videojuegos como el clásico Whack-a-Mole (golpea al topo). “Completando el juego con este sistema, dos o más personas podrían intentar golpear los mismos topos competiendo entre sí y el sistema sabría en todo momento qué jugador ha golpeado cada uno de los topos.”

Fuente: New Scientist